7 de marzo de 2015

Incompatibilidades entre hongos y medicamentos

Cada vez se están produciendo más intoxicaciones por la reacción adversa que puedan tener los componentes químicos de algunas setas con los medicamentos.
Hay dos setas que pueden crecer en el entorno del Valle de Sabero y presentar esta incompatibilidad con medicamentos, la Auricularia auricula-judae (Oreja de Judas), y la Pleurocybella porrigens.

Síndrome de Szechwan o hemorrágico

El nombre de síndrome de Szechwan o púrpura Szechwan recibe el nombre de la provincia china
homónima, donde aparecieron por primera vez estos síntomas por el consumo de Auricularia
auricula-judae, seta que es muy apreciada en dicha provincia de China, siendo cultivada y
consumida con profusión. En España esta seta cada vez se consume más, e incluso esta en la lista de especies que se pueden comercializar.

Oreja de Judas (Auricularia auricula-judae)
Las especies causantes de este tipo de intoxicación pertenecen al género Auricularia, siendo las
más relevantes:

  • Auricularia auricula-judae, 
  • Auricularia polytricha.
  • Auricularia porphyrea.

El síndrome fue estudiado y descrito tras observarse como característica común en todos los
afectados una asistencia frecuente a restaurantes chinos donde era servida en diversos platos
dicha seta.
Los efectos del síndrome consisten en hemorragias de mayor o menor cuantía, que son función de la cantidad de seta ingerida, de la salud del intoxicado y de la posible ingesta de medicamentos anticoagulantes plaquetarios como la aspirina.
En el Valle de Sabero es frecuente encontrarla creciendo sobre las ramas muertas de los robles.

Síndrome encefalopático

Este síndrome se describió por primera vez en Japón, en septiembre y octubre de 2004, donde se detectó un brote de encefalopatía de etiología desconocida, donde todos los pacientes presentaban el antecedente de haber comido Pleurocybella porrigens dos o tres semanas antes del inicio de los síntomas neurológicos, además de presentar problemas renales. Esta intoxicación fue descrita en 11 personas, falleciendo cinco de ellas, dos más presentaban un trastorno persistente de la conciencia un mes después del cuadro de encefalopatía, uno mostró parkinsonismo al superar el trastorno de la conciencia, y el resto se recuperó. 

Pleurocybella porrigens
Los síntomas de esta intoxicación consisten en una caída intensa de tono muscular (hipotonía) en las extremidades inferiores, lo que les incapacitaba para caminar, apareciendo, a continuación, movimientos incontrolados de los miembros, convulsiones y finalmente coma.
Todavía no se ha llegado a ninguna conclusión respecto a estas intoxicaciones, ya que este hongo es muy popular y muy consumido en muchos países. Es por ello que esta intoxicación ha supuesto un punto de alarma, al constatarse la posible incompatibilidad mortal que puedan tener los componentes químicos de este hongo con ciertos medicamentos.
En el Valle de Sabero nunca he encontrado este hongo, aunque es típico de coníferas de montaña en estas latitudes, por lo que es muy probable que crezca en nuestros pinares. En la Montaña Oriental ha sido encontrado en el Pinar de Lillo.