22 de octubre de 2013

Hongos medicinales de nuestros bosques

Las propiedades medicinales de los hongos son conocidas y utilizadas en los países orientales (especialmente Japón y China) desde tiempo inmemorial. Sin embargo en los países occidentales, en los cuales poseemos un rico acerbo oral y escrito sobre las propiedades medicinales de las plantas, carecemos de este bagaje en lo referente a los hongos.
Actualmente se ya son muchos los laboratorios que se están dedicando a conocer estas propiedades de los hongos, las cuales son mucho más abundantes que en las plantas. Además el número de hongos conocidos en el mundo supera los 3.000.000, mientras que en la actualidad se conocen apenas 400.000 plantas, lo que supone una gran esperanza para poder encontrar numerosos remedios para una gran cantidad de enfermedades.
La dificultad reside en que cuesta mucho sintetizar y poder conseguir los principios activos de setos hongos. Por ejemplo el Ganoderma lucidum es el organismo conocido con más principios activos, tiene 80 diferentes, sin embargo tras varios años investigando todavía no han conseguido sintetizar ninguno de ellos.
A continuación voy a exponeros unos cuantos hongos que podemos encontrar por los bosques de nuestra comarca y que ya han sido sometidos a un riguroso estudio científico en el cual se han demostrado todas estas propiedades.

Ganoderma lucidum


El Ganoderma lucidum goza de especial veneración en Asia, donde se ha utilizado en la medicina tradicional china como un medicamento por más de 2.000 años, convirtiéndose en una de las más antiguas setas de las que se tenga conocimiento hayan sido utilizadas en la medicina.
Es la única fuente conocida de un grupo de triterpenos, conocido como ácidos ganodéricos, que tienen una estructura molecular similar a las hormonas esteroides.
Es una fuente de polisacáridos que contiene también ergosterol, cumarina, manitol, lactonas, alcaloides Chuang, ácidos grasos insaturados, vitaminas y minerales.
Posee algunas propiedades antitumorales, inmunomoduladoras e inmunoterapéuticas.
También es efectivo en la lucha contra los alérgenos y la lucha contra la hipertensión, debido a la presencia de triterpenos.
Además de estas propiedades se ha demostrado que el Ganoderma lucidum actúa como antiinflamatorio, antiviral, lucha contra parásitos, tiene un efecto fungicida, antidiabético, hipotensor, y la protección del hígado. También se ha utilizado para inhibir la agregación plaquetaria, y para bajar la presión arterial, el colesterol y de azúcar en la sangre.
Se ha utilizado en la prevención y tratamiento de la bronquitis, y en el tratamiento de los triglicéridos elevados, la presión arterial elevada, la hepatitis, las alergias, la quimioterapia de apoyo, el VIH, e incluso para la fatiga y el mal de altura.
Algunos estudios indican que el ácido ganodérico tiene algunos efectos protectores contra la lesión hepática por virus y otros agentes tóxicos en ratones, lo que sugiere un beneficio potencial de este compuesto en el tratamiento de enfermedades del hígado en los seres humanos
Efecto antitumoral o anticancerígeno:
Si hasta hace poco existían pocas evidencias clínicas y experimentales sobre la actividad antitumoral del Ganoderma lucidum, últimamente están apareciendo estudios de laboratorio que ponen de manifiesto efectos antineoplásicos ante diversos tipos de cánceres.
Este efecto antitumoral del Ganoderma lucidum parece que se debe a distintos mecanismos o modos de actuación: acción mediadora sobre las citoquinas, inhibiendo la angiogénesis (la formación de vasos arteriales que nutren al tumor), induciendo la apoptosis (muerte espontánea y natural de las células) de las células tumorales. También estos efectos pueden ser debidos a otros mecanismos, como inhibir el crecimiento de células con receptores hormonales masculinos o femeninos (andrógenos y estrógenos) negativos, lo que reviste particular interés cuando se trata del cáncer de mama o de próstata.
Asimismo se ha invocado otro tipo de acciones antitumorales del Ganoderma Lucidum diferentes como el actuar como agente directamente citotóxico (acabando con células tumorales). O impidiendo la migración de las células tumorales, frenando o dificultando la aparición de metástasis.
El extracto de Ganoderma lucidum ha sido utilizado para ayudar a reducir o eliminar los efectos secundarios de la radio y quimioterapias si se toma antes, durante y después de los tratamientos. Se ha comprobado clínicamente para reducir los efectos secundarios como la pérdida de cabello, náuseas, vómitos, estomatitis, dolor de garganta, pérdida de apetito e insomnio.

Hericium erinaceum


También conocido como melena de león, el Hericium erinaceum realiza una importante acción neuronal potenciando la síntesis del NGF (factor de crecimiento neuronal) con mejora de la memoria, la sensibilidad de neuropatías periféricas (diabetes) y el retraso de la degeneración retiniana. Su uso es recomendado en casos de alzheimer, senilidad, depresión, insomnio, esclerosis múltiple y ansiedad.
En Japón se utiliza por su efecto protector de las mucosas del sistema digestivo al ejercer una función reparadora de los epitelios. Por eso se recomienda en casos de úlceras, gastritis, hernia de hiato, enfermedad de Cröhn e inflamaciones intestinales.

Grifola frondosa


La Grifola frondosa posee unos efectos parecidos a los del Ganoderma lucidum. Potencia el sistema inmune e inhibe el crecimiento tumoral. Cabe resaltar que en las pruebas realizadas en laboratorio se ha comprobado que inhibe el desarrollo de sarcomas en el 98% de los ratones infectados.

Schizophyllum commune


El hongo Schizophyllum commune se caracteriza por ser comestible y por su alto valor nutritivo similar al de las hortalizas comunes, su bajo contenido de calorías y por poseer minerales como calcio, hierro y potasio. Se le puede encontrar creciendo en troncos muertos de árboles, ya que es saprófito.
Además se ha encontrado que Schizophyllum commune tiene efecto contra el cáncer, y se ha logrado aislar un polisacárido (Schizophyllano), el cual ha demostrado ser citostático en sarcoma de 180 tumores senográficos, siendo aprobado en Japón para su uso clínico.
Los componentes activos de Schizophyllum commune son glucanos que actúan como antitumorales e inmunomoduladores. Debido a ésto se han realizado estudios acerca de la producción de exopolisacáridos (EPS) y su posible relación con la actividad biológica.

Trametes versicolor


Es una de las setas de uso terapéutico más antiguo en China. Posee efectos antitumorales y el extracto de su principio activo (la presina o PSK) sigue utilizándose en Japón y otros muchos países a pesar de estar desaconsejado por la FDA Norteamericana. Hay evidencias de su acción hematopoyética, especialmente en la estimulación leucocitaria. Además posee propiedades antifúngicas, que se han observado su eficacia especialmente en la candidiasis.

Flammulina velutipes


La Flammulina velutipes se está utilizando como preventivo contra diversas enfermedades de origen infeccioso. Además regula la presión arterial alta y ayuda a bajar el nivel del colesterol en la sangre.
Pero el efecto más estudiado de la Flammulina velutipes son sus propiedades anticancerigenas, especialmente efectivas en tumores de garganta. Además en la actualidad se están estudiando unos antivíricos que posee y pueden ser efectivos contra el SIDA.

Pleurotus ostreatus


La famosa seta de chopo tiene cualidades reparadoras y reforzadoras de los vasos sanguíneos y ejercen una acción relajante sobre músculos y tendones. Además es rica en levostatina, por lo que es recomendable para las personas con el colesterol alto.
Aunque esta seta tiene unas concentraciones muy bajas y apenas tiene algún beneficio para nosotros.

Tremella mesenterica


La Tremella mesenterica es muy utilizada para afecciones de las vías respiratorias. Además actúa controlando el equilibrio entre los estrógenos y los andrógenos, lo que resulta muy útil para los casos de acné y la falta de libido.
También incrementa el interferon y fortalece el sistema inmunológico.

Calvatia utriformis


Este hongo posee propiedades fundamentalmente desintoxicantes y antiinflamatorias.
Además actúa como un potente cicatrizante, propiedad ésta conocida desde la Edad Media, cuando se creía que la única cura de la enfermedad conocida como Fuego de San Antonio (esta enfermedad se caracterizaba por la gangrenación de las extremidades) era la peregrinación a Santiago. Aunque la explicación era mucho más sencilla, ya que esta enfermedad era producida por el consumo de centeno contaminado con un hongo llamado Claviceps purpurea (cornezuelo del centeno), y los peregrinos al llegar a España y cambiar el pan de centeno por el pan de trigo mejoraban sensiblemente. Además en los hospitales que se encontraban por el Camino de Santiago aplicaban sobre los miembros gangrenados de los peregrinos un emplasto producido con la Calvatia utriformis, el cual les aliviaba y curaba las heridas.

Calocybe gambosa


La que probablemente sea la seta más conocida de nuestra comarca además de la más buscada, también tiene ciertas propiedades medicinales. En concreto tiene propiedades hipoglucémicas, ayudando a bajar el azúcar en sangre.

Piptoporus betulinus


Este hongo conocido como el yesquero del abedul, al ser éste el único árbol sobre el que se desarrolla, tiene propiedades antibacterianas, las cuales ya eran conocidas en Europa desde hace varios miles de años.
Este hongo fue encontrado junto al Fomes fomentarius entre los restos del cuerpo de Ötzi, la momia helada de los Alpes que fue hallada en septiembre de 1991 por dos turistas alemanes en los Alpes de Ötztal, cerca de Hauslabjoch, en la frontera de Austria e Italia. Se cree que llevaba el Fomes fomentarius para prender fuego y el Piptoporus betulinus por sus propiedades antibacterianas para curarse las heridas.

1 comentario:

  1. Hola, me gusto mucho tu blog del Valle del Sabero, estoy promocionando una bebida en forma de Cafe con Extracto de Ganoderma Lucidum, me gustaria poder compartirlo en Colombia.

    ResponderEliminar